Dream On

I know, nobody knows
where it comes and where it goes
I know it’s everybody’s sin
you got to lose to know how to win

A pesar de que a veces tengamos que perder para saber cómo ganar, hay que seguir soñando. Cada día que pasa nos dicen lo mal que está todo, el caos en el que la sociedad nos sumerge, el desmoronar de mundos y montañas.

Solo intentan ametrallar nuestra moral. Lo intentan porque la competencia es demasiada, la sobreinformación satura, y los nervios están a flor de piel.

Yo nunca he pensado que la música sea un negocio. Siempre he creído firmemente en el Do It Yourself, y por eso me dedico a ello dejándome el aliento y recuperándolo con tragos de Bourbon.

Yo apuesto por la imagen porque es como ese vidrio brillante y sobrenatural que nos acoge en su seno cuando los ojos se nos cierran y la fe se nos agota. La calidad viene envuelta en terciopelo y en cuero, nunca en papel celofán.

Con todo esto quiero decir que soñar tiene un precio, pero no se debe pagar por vivir dentro de un sueño (Amenábar nos lo enseñó) Debemos comprar esa botella y beber de ella con elegancia. Después, estamparla contra el público.

Forma parte del proyecto y aprenderás ambas cosas: a beber con la clase de una estrella; a estallar tu fuerza con el ímpetu de la más rabiosa distorsión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s